Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for 21 enero 2013

Estamos leyendo


Mi última lectura de estos meses pasados ha sido la trilogía de Los Tres Mosqueteros. Lo cierto es que no imaginaba que fuera a ser una lectura tan larga. Nunca he visto impresa la famosa trilogía de Alejandro Dumas pero creo que hay contenido como para hacer cinco tomos bien voluminosos en sus aproximadas cuatro mil páginas. Sin duda ha sido una lectura muy larga y con altibajos, pues en algunos momentos, todo hay que decirlo, la trama puede aburrir un poco, sobre todo en aquellas partes en las que los cuatro inseparables amigos no son los indiscutibles protagonistas, como en la encarcelación de Milady de Winter de la primera parte, o bien en la extensa descripción de las andanzas amorosas de Luis XIV en la tercera.

Pero luego, cuando se acercan las páginas finales, no sé porqué, siempre me ocurre lo mismo, siento cierta tristeza de que la historia se acabe. Debe ser por eso que me gustan las sagas, estas novelas en que los héroes se llegan a definir tan bien ante nuestros ojos a lo largo de tantas peripecias, que al final son como viejos conocidos, como entrañables amigos a los que se toma cierto cariño. Y casi da pena tener que despedirse de ellos.

Así que al final me quedo con lo bueno de una lectura así. Ha podido hacerse pesada en algunos momentos, pero esas descripciones tan detallas de la corte francesa y de sus protagonitas, esa prosa tan fácil de Dumas, y sobre todo, esa fuerza de la amistad unida que aletea siempre en el corazón de la obra, hacen que al final todo haya merecido la pena. La historia de los cuatro mosqueteros es la historia de cuatro grandes amigos de un valor sin igual que permanecerán amigos eternamente. Les habremos visto viajar de un lado a otro cumpliendo misiones a cual más descabellada históricamente hablando, les habremos contemplado envejecer sin aminorar su grandeza y su fuerza un ápice, les habremos seguido intrigados en ese viaje curioso que es la vida. Pero en el desenlace último, les habremos visto siempre como grandes amigos, como camaradas únicos e irrepetibles. Y eso será sin duda con lo que nos quedemos, porque ya se sabe que no hay nada más poderoso que una buena amistad.

Así que hasta siempre, mosqueteros, seguiremos leyendo otras cosas, pero no os olvidaremos…

Anuncios

Read Full Post »