Feeds:
Entradas
Comentarios

Archive for the ‘Leyendo’ Category

10/10. Esta es mi valoración.

En sólo una ocasión más me ha ocurrido que un libro me haya llegado a abstraer tanto y me haya sumergido tanto en la historia, hasta hacerme disfrutar de un modo sin igual. Han pasado veinte años, la primera vez fue con la Historia Interminable de Michael Ende, y esta semana me ha pasado con Ready Player One, de Ernest Cline.

Sin duda tiene mucho que ver el hecho de que es una novela escrita para mi generación, esa generación de los 70 y los 80 que nació viendo surgir el ordenador personal y los videojuegos, y que todavía puede recordar con placer esos felices años de la niñez y la adolescencia gracias a aquellos grandes inventos.

La novela de Cline no está escrita para deslumbrar por su cuidada prosa. No es eso, pero no es necesario hablar de una grandiosa literatura para poder disfrutar de la lectura. Tanto la Historia Interminable como este libro son libros escritos para adolescentes, y por tanto no hace falta irse a palabras rebuscadas. No importa. Lo importante es la historia que se cuenta, y la diversión que proporciona. Y en ese sentido, la historia de Ready Player One está perfectamente hilvanada, con las dosis acertadas de incertidumbre y emoción para que te hagan leer sin parar.

Cline lo borda, en mi opinión, en un tema en el que todos los escritores de ciencia-ficción se pasan de rosca: el futuro.

La visión de Cline, gracias a que peca de conservadora, nos transporta a un mundo del mañana más que plausible y nos deja asombrados con las acertadas ideas que plantea. La Realidad Virtual de Cline no puede ser más real y más alcanzable. El propio autor lo ha reconocido así al ver los grandes avances que se han producido en este campo justo después de publicar él su novela, que se ha convertido de este modo en todo un anuncio profético.

Pero la novela de Cline no es sólo ciencia-ficción. Es todo un homenaje a una época y una generación, y es una reflexión muy bonita sobre las implicaciones de la tecnología. ¿Cómo nos afectará esta tecnología de los mundos sintéticos que ya nos está empezando a invadir? ¿Hacia dónde va la Humanidad? ¿Nos vamos a volver cada vez menos reales y más virtuales? ¿Va a perder protagonismo la realidad frente a estas recreaciones cibernéticas? Cline, que es un gran amante de los videojuegos y de la época que los vio nacer, al final nos dejará con un buen sabor de boca, redondeando su historia con una bella moraleja. El mundo real es lo que es y siempre estará ahí, nada nos lo va a quitar. Nos toca a nosotros decidir cómo queremos hacer de él un lugar mejor. Y la Realidad Virtual nos puede ayudar, o no. Eso es, como todo, cosa nuestra.

Anuncios

Read Full Post »

Estamos leyendo (III)

cropped-logotipoEste verano va a ser verano de mucha lectura. A mi larga lista de deseados que esperan en la estantería de “por leer” voy a sumar los de la colección SB e&books, de la Agencia Literaria Sandra Bruna. Para quienes no lo sepáis, por fin una novela mía, “El predicador”, será publicada en breve en las mayores tiendas online gracias al apoyo de esta agencia, a través del sello literario nuevo que han lanzado con SB e&books. La colección cuenta hoy con diez obras, pero sé que se sumarán en breve otras más y que seguro que se irá ampliando en el futuro.

El panorama actual para el escritor novel es desolador. La crisis económica y el cambio al formato digital están haciendo estragos en las Editoriales, que han cerrado muchas de sus líneas de publicación y ahora intentan, sobre todo, maximizar beneficios en un mercado en clara caída libre. ¿Qué camino le queda a alguien que está empezando, o incluso a un escritor poco conocido? O la auto-publicación, o bien algún tipo de proyecto mixto como es SB e&books. Y sobre todo, apostar por el medio digital.

Esto es SB e&books. Una apuesta por ofrecer a algunos escritores una vía de escape en la que puedan “enganchar” a las Editoriales. Se trata de promocionar, hasta cierto punto, a escritores y obras que merezcan ser publicadas. La Agencia hace una valoración. Si creen que la obra merecería la publicación pero no ven salida editorial para ella, le ofrecen al autor esta alternativa. Parece poco, pero en los tiempos que corren es mucho, muchísimo.

Así que poco a poco iré leyendo los libros de la colección, fruto del esfuerzo de otros escritores como yo, con los que ya estoy empezando a tener una muy buena relación, y que son sin duda mis “hermanos de tinta”, otros más en la dura carrera de fondo que es esto de publicar libros.

amor-bilingue_COBERTA-WEB (1)Mi primera lectura de la colección no ha podido resultarme más divertida. Se trata de “Amor bilingüe”, de Nathalie Gaubert, una increíble mujer todoterreno (madre-empresaria-escritora), que despliega fuerza, coraje e ilusión en cada página de su libro. Como comento en la reseña que he hecho del libro en Amazon, Nathalie muestra un enorme desparpajo, buen humor, y ningún pelo en la lengua a la hora de tratar temas espinosos. Si tiene que decir algo, lo dice al más puro estilo “Caiga quien caiga”, y nos contagiará con su frenesí y con su optimismo. Tiene una prosa que ya quisiera cualquier español que intente escribir en francés. Parece que llevara toda la vida viviendo en España por lo bien que atina con sus mordaces comentarios a la actualidad del país. En sus páginas da un repaso general a todo lo que merece una crítica del acervo español, y lo hace reflejando un montón de divertidas anécdotas biográficas que seguro que harán identificarse a muchas mujeres españolas.

A la novela de Nathalie seguirán en mi lista el resto de libros ya disponibles. Estoy seguro de que hay muy buena literatura en libros inesperados, así que animo a todos a leer este verano no sólo los best-sellers de turno sino también algo diferente de vez en cuando, y dejar obrar a la sorpresa. Ya sabéis. No dejéis de leer de la colección de mis “hermanos” en SB e&books.

Read Full Post »

Estamos leyendo (II)


Continúo esta sección con un nuevo comentario relativo a lo último que he estado leyendo las semanas pasadas: la colección del capitán Alatriste, de Arturo Pérez-Reverte. Algunas novelas me han gustado más que otras pero en general ha sido una agradable lectura el compendio de las siete que el autor ha sacado hasta la fecha. Los títulos de ellas son: “El capitán Alatriste”, “Limpieza de sangre”, “El sol de Breda”, “El oro del rey”, “El caballero del jubón amarillo”, “Corsarios de levante”, y “El puente de los asesinos”. De todas ellas me quedaría especialmente con “Corsarios de Levante”.

Lo primero decir que la prosa de Reverte es de una calidad insuperable. Domina la época, su lenguaje, sus costumbres, su paisaje, todo, con una soltura que llama la atención. El vocabulario, que rescata hasta la última palabra del Siglo de Oro que estaba en el olvido, nos obliga frecuentemente a recurrir al diccionario y a aprender un poco más de nuestro muy descuidado castellano.

El personaje ya es otra cosa. Antihéroe en muchas ocasiones, se salva de no gozar de nuestra empatía por tener un altísimo concepto de lo honorable y caballeroso. Es un hombre íntegro y honesto hasta el límite, que si le piden ir en primera línea de fuego va sin rechistar y encara su destino con energía. Es puro valor y determinación, y a lo largo de sus páginas no podemos evitar compararle, cosa que no deberíamos hacer, con el gran D’Artagnan de Dumas, pero es inevitable. La época es la misma que la de los mosqueteros de Dumas, y las aventuras muy similares, como no podía ser de otro modo. Además, sabemos de la devoción de Reverte por Dumas gracias a otra de sus novelas, la destacable “El club Dumas”. Así que no es por fastidiar la comparación, y hay que decir que Reverte sale muy bien parado de ella. Si en la novela de Dumas se nota cierto francesismo, aquí Reverte aboga por un marcado españolismo en muchas de las reflexiones que pone en boca del narrador, reflexiones quizá un poco exaltadas para mi gusto, que me considero más un ciudadano del mundo que un patriota, pero Reverte no nos abruma mucho con estas cuestiones y deja paso siempre a un entretenimiento muy divertido y a una reflexión muy didáctica sobre la guerra y la dureza de los tiempos que describe.

En definitiva, un más que recomendable conjunto de novelas cortas, a las que el cine español no hizo ninguna justicia, y que merecen ser leídas al margen de toda película, para así saborear de cerca a uno de los más logrados personajes de la literatura española de los últimos años.

Read Full Post »

Estamos leyendo


Mi última lectura de estos meses pasados ha sido la trilogía de Los Tres Mosqueteros. Lo cierto es que no imaginaba que fuera a ser una lectura tan larga. Nunca he visto impresa la famosa trilogía de Alejandro Dumas pero creo que hay contenido como para hacer cinco tomos bien voluminosos en sus aproximadas cuatro mil páginas. Sin duda ha sido una lectura muy larga y con altibajos, pues en algunos momentos, todo hay que decirlo, la trama puede aburrir un poco, sobre todo en aquellas partes en las que los cuatro inseparables amigos no son los indiscutibles protagonistas, como en la encarcelación de Milady de Winter de la primera parte, o bien en la extensa descripción de las andanzas amorosas de Luis XIV en la tercera.

Pero luego, cuando se acercan las páginas finales, no sé porqué, siempre me ocurre lo mismo, siento cierta tristeza de que la historia se acabe. Debe ser por eso que me gustan las sagas, estas novelas en que los héroes se llegan a definir tan bien ante nuestros ojos a lo largo de tantas peripecias, que al final son como viejos conocidos, como entrañables amigos a los que se toma cierto cariño. Y casi da pena tener que despedirse de ellos.

Así que al final me quedo con lo bueno de una lectura así. Ha podido hacerse pesada en algunos momentos, pero esas descripciones tan detallas de la corte francesa y de sus protagonitas, esa prosa tan fácil de Dumas, y sobre todo, esa fuerza de la amistad unida que aletea siempre en el corazón de la obra, hacen que al final todo haya merecido la pena. La historia de los cuatro mosqueteros es la historia de cuatro grandes amigos de un valor sin igual que permanecerán amigos eternamente. Les habremos visto viajar de un lado a otro cumpliendo misiones a cual más descabellada históricamente hablando, les habremos contemplado envejecer sin aminorar su grandeza y su fuerza un ápice, les habremos seguido intrigados en ese viaje curioso que es la vida. Pero en el desenlace último, les habremos visto siempre como grandes amigos, como camaradas únicos e irrepetibles. Y eso será sin duda con lo que nos quedemos, porque ya se sabe que no hay nada más poderoso que una buena amistad.

Así que hasta siempre, mosqueteros, seguiremos leyendo otras cosas, pero no os olvidaremos…

Read Full Post »