Feeds:
Entradas
Comentarios

Posts Tagged ‘USB’

La primera gran decepción: el USB

La primera, en la frente. Bueno, de acuerdo, ya he trasteado lo suficiente con el cacharro, molan sus aplicaciones que imitan la realidad (skeumorfismo), y mola el aparato, sí, es muy “chulo” y todo lo demás. Pero ahora vamos a currar, hagamos algo útil con él.

Aquí es donde viene la primera gran decepción. Será la primera de unas pocas grandes decepciones, no muchas, que nos encontraremos al utilizar el iPad. Pero conviene tenerlas claras porque van a estar ahí y necesitaremos poder solventarlas cuanto antes.

El USB. Está claro que no voy a empezar mi novela desde cero. Tengo un montón de trabajo de investigación y redacción que he desarrollado en un PC. Como el 90% de los usuarios de un iPad, supongo. Así que la primera necesidad es: ¿cómo transfiero todos esos archivos desde el PC al iPad para continuar trabajando con ellos del mismo modo? Respuesta: muy malamente. Pero muy muy muy malamente. Y esto debería merecer una primera gran colleja a Apple porque creo que más que defender una manera de hacer las cosas (y un negocio), al final lo que están haciendo es dar por saco a los usuarios de un modo escandaloso y fastidiar un aparato que por otro lado es magnífico y fuera de comparación.

Si conectamos por USB el iPad al PC no pasa casi nada. Al cabo de unos segundos en el Explorador de Windows 7 nos aparece un icono indicando “iPad”, y si lo desplegamos veremos la típica carpeta con las fotos tomadas con la cámara (o bien fotos que se hayan guardado usando el navegador web del iPad, etc). Ya, pero, y el resto de los ficheros, ¿cómo se intercambian? Esto está muy bien para fotos, pero, ¿qué hago con mis documentos de texto, con mis PDFs, con ficheros comprimidos, y demás?

La respuesta de Apple es iTunes, un programa-virus horrible que me recuerda a la disposición que tienen las tiendas de las gasolineras en las autopistas, que para ir al baño tienes que hacer zigzag en tu camino de salida a través de infinitas estanterías de productos. iTunes es lo mismo. Es un programa para comprar. En lugar de una página web, es un programa que dentro lleva un navegador y que tendrás que soportar cada vez que lo único que quieras sea mover un triste fichero de acá para allá entre el iPad y tu PC. Como vemos, la famosa simplicidad de Apple, por los suelos. Está claro que no es oro todo lo que reluce.

20120712-011005.jpg

Vale. Pero entonces, ¿se pueden transferir ficheros? Sí, y no. En iPad no existe el concepto “disco duro con carpetas”. Existe el concepto aplicaciones que guardan cosas y las muestran. ¿Dónde las guardan? Ni puñetera idea. Lo debe saber el programador de Apple. Pero nosotros no veremos jamás esas carpetas ni esos ficheros. (Supongo que no las veremos a menos que le hagamos alguna judiada al iPad de esas que nos destrozan la garantía).

En definitiva, que será siempre a través de cada aplicación por medio de la cual transferiremos ficheros, y cada aplicación, repito, “cada aplicación” tendrá copia de sus propios ficheros. Esto es algo que hasta llega a doler en el cerebro cuando lo descubres la primera vez, y piensas: “Joder, es imposible que tíos tan listos como los de Apple hayan metido esta porquería aquí”. Pero sí, es así, y así seguirá por mucho tiempo mientras no haya un dispositivo como el iPad en la competencia que pueda hacerle sombra.

Dicho de otro modo. Si nosotros enviamos un fichero .DOC al iPad y logramos abrirlo con un programa, el que sea, ese programa se hará una copia de él en un lugar “suyo”. Si luego lo abrimos con otro programa, de nuevo otra copia. Las modificaciones que hagamos a ese archivo no serán visibles para el resto de programas, porque como digo cada uno utiliza su propio espacio de almacenamiento. Esa maravillosa estructura de carpetas con ficheros a las que los PC nos tienen acostumbrados se la han cargado la peña de Apple en el iPad. ¿El motivo? Porque les ha dado la real gana. Así de simple. No se debe a limitaciones del hardware, o a motivos de rendimiento o de seguridad. Es una simple y llana jorobanda con una única finalidad: hacer que el iPad no sea un PC, porque si no, ¿quién carajo les compraría un puñetero MacBook Pro con las locas clavadas que te meten por ellos?

20120712-011844.jpg

Apple se ha dado cuenta de que su peor competencia son ellos mismos. Hace ya una versión del iPad que Apple debería haber metido soporte a tarjetas SD y que debería haber mejorado las capacidades de intercambio de ficheros por USB. ¡Caray, el primer iPad no traía ni siquiera soporte a USB! Pero el éxito arrollador del iPad les ha hecho ver una terrible realidad: que sus ventas de portátiles y ordenadores pueden verse afectadas, y mucho, por el nuevo dispositivo prodigioso.

Así que este es el panorama. Mientras Microsoft y Google (y Amazon, bueno), no saquen productos (o colaboren mejor con los fabricantes de productos) para sacar un dispositivo que sea una auténtica y real competencia al iPad, Apple puede quedarse tranquilo y tan ancho con esta guarrada que han metido en su producto estrella. Microsoft parece que anuncia una “tablet” para este año. Bueno. Veremos si los chicos de Windows van a ser tan gañanes de dejar esta limitación de la “no-compartición” de ficheros del iPad, y veremos si, al ver los usuarios que se trabaja en el futuro aparato de Microsoft de un modo más similar al de un PC, no se desbanca al iPad un poco de su podio y finalmente la cúpula de Apple se baja de la burra con estas “limitaciones chorras”.

Tiempo al tiempo. Mientras tanto, nosotros tendremos que lidiar con esta limitación. ¿Qué hacemos? La respuesta está clarísima. Se llama Dropbox. ¡CUIDADO! Digo Dropbox y no digo iCloud, porque iCloud es la segunda y peor pifiada de Apple de los últimos tiempos. Y esperemos que sea la última, por la cuenta que nos trae si de verdad queremos acabar nuestra novela. Pero sobre este tema hablaremos en la siguiente entrada.

Anuncios

Read Full Post »